La Delegación del CSIC ante la Unión Europea, nuestra “oficina en Bruselas”, como hemos dicho coloquialmente tantas veces, acaba de cumplir sus primeros 30 años. Desde 1986, fecha en que España se incorpora como miembro de pleno derecho a la Comunidad Europea, la intención del CSIC fue clara y determinante hasta conseguir, en 1989, poner en marcha esta nueva estructura de representación institucional.

Los investigadores españoles, y más concretamente los del CSIC, participaban en proyectos europeos desde el I Programa Marco, incluso antes de la entrada de España en la Comunidad Europea. Pero el CSIC sabía que para mejorar esta participación y para lograr mayores retornos, tanto económicos como científicos y sociales, debía tener representación en la capital política de Europa.

La Delegación se hizo realidad bajo la Presidencia de Emilio Muñoz, y el primer delegado fue Ángel López. Pero esta tarea de tres décadas se debe también al apoyo y la convicción de los presidentes sucesivos, Elías Fereres, José María Mato, César Nombela, Rolf Tarrach, Carlos Martínez, Rafael Rodrigo y Emilio Lora-Tamayo, y a la labor comprometida y eficaz de los delegados institucionales, Conrado Pascual, Rafael Rodríguez y Jorge Velasco.

En la primera fila, de izquierda a derecha: Ángel López, Jean Pierre Bourguignon, Rosa Menéndez, Rafael Rodrigo, Clara de la Torre y Jorge Velasco.

Como ha recordado la presidenta del CSIC, Rosa Menéndez, “el éxito de estos 30 años se ve en cifras: de 50 proyectos y ocho millones de euros en el II Programa Marco (1987-1991) hemos pasado a 800 proyectos y más de 300 millones de euros que estimamos conseguir al finalizar el programa Horizonte 2020”.

Rosa Menéndez en la celebración del 30 aniversario de la Delegación del CSIC en Bruselas

La Delegación del CSIC en Bruselas ostenta la representación institucional del CSIC ante las instituciones de la UE y ante otras organizaciones y foros relevantes, contribuye a la formulación y ejecución de la estrategia europea del CSIC y asiste a su personal directivo en relación con su participación en las actividades de I+I de la UE. Además, identifica contactos e interlocutores en las instituciones comunitarias y analiza la documentación procedente de los organismos de la UE para la difusión de sus contenidos en el CSIC.

Instalaciones de la Delegación del CSIC en Bruselas

En este aniversario los objetivos fundamentales son afianzar al CSIC como actor necesario de I+I en la UE y consolidar la Delegación como “la casa de la ciencia española” en Europa. Como apuesta de futuro, la presidenta del CSIC ha señalado la necesidad de “seguir apoyando la investigación de excelencia, porque sin ella no será posible lograr la innovación disruptiva que marcará la diferencia, impulsar la actividad de la Delegación orientada a los nuevos retos de la sociedad y tomar los objetivos de desarrollo sostenible como el referente en el que nos debemos mover”.

Texto: CSIC Comunicación

Fotografías: Delegación CSIC Bruselas y César Hernández