Queridos compañeros,

Quiero compartir con todos vosotros una breve reflexión sobre lo que han sido estos dos años en la presidencia del CSIC y destacar lo que entre todos estamos logrando. Han sido dos años muy intensos y han pasado muy rápido, pero espero que hayáis podido percibir una voluntad de evolución.

Decía en aquel momento que asumía la Presidencia del CSIC desde un espíritu facilitador, intentando hacer un poco más sencillo vuestro día a día, y con el gran reto de ofrecer un entorno científico-técnico-de gestión capaz de atraer y “enganchar” a los mejores equipos de investigación. Y por supuesto, lograr un acercamiento a los centros, a todo el personal y conseguir que todos os sintáis identificados con 

Rosa Menéndez López

la institución, que, a pesar de sus imperfecciones, tiene mucho de lo que estar orgullosos.

Como primer paso conformé un equipo directivo del que me siento profundamente orgullosa. Un equipo integrado por buenos profesionales de la ciencia con una absoluta entrega y dedicación al servicio del interés del CSIC que es el vuestro.

He recuperado, como bien sabéis, la Vicepresidencia de Relaciones Internacionales para impulsar nuestra actividad internacional y especialmente en Europa, hasta ahora en H2020, y con una posición institucional para Horizon Europe. A través de la Vicepresidencia de Science Europe, que acabamos de renovar, impulsamos temas clave como la Ciencia Abierta, que hemos plasmado en el CSIC en un mandato institucional, reforzando DIGITAL CSIC y nuestra presencia en el EOSC. Además, participamos junto a instituciones como Max Planck o CNRS en el foro G6.

Hemos impulsado una renovación de las infraestructuras, desde edificios y grandes equipos hasta los laboratorios, cofinanciando las convocatorias externas, buscando financiación adicional y compromisos. Se ha realizado el primer informe sobre grandes infraestructuras científicas del CSIC, que permitirá articular nuestra participación en los próximos años y las inversiones necesarias. Igualmente hemos tratado de resolver los problemas derivados de la gestión de las convocatorias de proyectos, y estamos buscando mejores soluciones que, como sabéis, no dependen únicamente de nosotros. Todas estas acciones requieren una planificación y tendrán un impacto a medio plazo, pero esperamos verlas todas en marcha dentro del actual Plan Estratégico CSIC 2021, una guía que actualizaremos en unos meses y que está abierta a vuestra participación.

En aquel discurso de toma de posesión os anticipé también ideas en las que éramos pioneros y hemos sido capaces de poner en marcha: los proyectos con enfoque orientado a misión, plasmados en la iniciativa de Plataformas Temáticas Interdisciplinares, PTIs. Hoy tenemos más de 30 iniciativas, y hemos logrado en muchas de ellas conectar con esos desafíos que se plantea la sociedad y que identificamos con los Objetivos de Desarrollo Sostenible. Ahora estamos también anticipándonos con la preparación de una nueva estrategia de investigación interdisciplinar, explotando a fondo el contexto de las tres áreas globales, Sociedad, Vida y Materia, con la elaboración de un libro blanco de desafíos científicos que esperamos poder presentar en junio de 2020 y en el que vais a participar más de 600 investigadores de forma directa. 

En cuanto a las personas, la clave del CSIC, debo decir que hemos avanzado en muchos temas: mejora de la oferta de empleo público, difusión de convocatorias a nivel internacional, acciones de apoyo para captar jóvenes y atraer talento RyC y, sobre todo, el proceso de estabilización. Un trabajo muy intenso a reconocer de todo el equipo de ORGC con vuestros centros, que ha sido posible gracias al apoyo desde el Ministerio de Ciencia, Innovación y Universidades y a la colaboración con las organizaciones sindicales. Pero aún nos queda mucho camino, y estamos poniendo el énfasis especialmente en la carrera técnica y en el rejuvenecimiento necesario de la institución.

No puedo extenderme aquí detallando todos los logros de estos dos años en transferencia, en cultura científica y también en comunicación. Dejadme, eso sí, que tenga un recuerdo muy especial para nuestra jefa de gabinete, María Jesús del Río, fallecida hace poco más de dos meses, y que se volcó para lograr que este cambio fuera posible.

Y, para concluir, sigo pidiendo vuestro apoyo, que no me ha faltado en estos dos años, incluso con críticas cuando sea necesario, que también os agradezco. Tenemos por delante un futuro esperanzador para la ciencia, en el CSIC, en España, en Europa y en el mundo. Hagamos entre todos que sea una realidad. 

 

Rosa Menéndez

Presidenta del CSIC