Disfrutar de un buen libro es una de esas pequeñas experiencias que dan significado a la vida. Sin embargo, muchas veces no reparamos en el proceso editorial que envuelve al libro como producto y que resulta fundamental para que podamos deleitarnos con su lectura final. Por ello, este artículo pretende que el lector se sumerja en el proceso de distribución, en el funcionamiento de una infraestructura que a menudo pasa desapercibida pero que resulta esencial: el almacén de la Editorial CSIC.

El almacén, situado en la planta baja del número 8 de la calle Vitruvio, es el punto logístico donde se reciben los suministros que posteriormente serán enviados a sus destinatarios. La eficacia del funcionamiento del almacén, por lo tanto, resulta básica para una correcta distribución de los libros publicados por el CSIC. En ese sentido, los recursos humanos que gestionan todo esto son de vital importancia para que los pedidos lleguen a su destinatario final. Todo el proceso conlleva diversas etapas que responden al concepto de líneas de flujo, ya que se trata de un ciclo productivo que sigue un proceso secuencial:

La eficacia del almacén resulta básica para una correcta distribución de los libros publicados por el CSIC

  • Proceso de recepción o de entrada: dentro de este proceso se encuadran las actividades de descarga, control y colocación de los libros recibidos. La zona donde se lleva a cabo se denomina ‘muelle’ y cuenta con una capacidad de hasta 36 palés.
  • Proceso de almacenamiento: depósito de los libros en condiciones óptimas para su conservación, identificación, selección y control. Existen tres zonas diferenciadas donde se desarrolla el proceso:
    • a) Zona de expedición: es el área más cercana a la línea de trabajo de empaquetado. Aquí se coloca un número determinado de ejemplares para poder trabajar de manera más cómoda los pedidos-
    • b) Zona de almacén: parte dedicada al almacenamiento de larga estancia.
    • c) Zona de preservación: zona habilitada para depositar ejemplares de los libros que ha publicado el CSIC desde que era servicio de publicaciones hasta nuestros días.

La zona de preservación es un lugar habilitado para depositar ejemplares de libros que ha ido publicando el CSIC 

  • Proceso de preparación de pedidos, expedición y salida: selección de los libros y preparación de estos de acuerdo con las exigencias del cliente, ya sea interno (de la editorial) o externo (institución, autores, distribuidores, libreros o clientes particulares). Incluye un área de empaquetado de los pedidos para posteriormente ser colocados en la zona de envío, donde serán recogidos por los transportistas.

Diversas fases del proceso de preparación de pedidos

La Sociedad Estatal Correos y Telégrafos S.A. es la empresa adjudicataria del contrato centralizado de servicios postales. Se encarga de la recogida y el transporte de los pedidos en 72 horas dentro del territorio nacional, así como del envío al extranjero. De este modo, Editorial CSIC envía sus libros a todo

el mundo, respondiendo así a la demanda. Todos los envíos llevan asociado un número de seguimiento facilitado por Correos S.A., lo que permite al destinatario conocer en qué estado se encuentra cada pedido. Para que este número llegue a nuestros clientes, el personal del almacén debe incluir en la aplicación informática correspondiente el correo electrónico del interesado para que se le pueda enviar una notificación del estado de su pedido.

Correos se encarga de la recogida y el transporte de los pedidos en 72 horas

El almacén, según la ficha del catastro, cuenta con una superficie de 1.031m2. Gracias al sistema de almacenaje en compactos de archivo y estanterías, este espacio se puede aprovechar mejor aún, dando lugar a un espacio aproximado de 8.400m lineales de estanterías, con una capacidad de cerca de 450.000 ejemplares entre libros y revistas. Actualmente el almacén se encuentra al 93% de su capacidad.   El personal del almacén tramita alrededor de 5.300 pedidos anuales, que pueden incluir uno o más paquetes, gestionándose así más de 7.000 envíos anuales. Estos pedidos corresponden tanto a envíos de difusión (bibliotecas, reseñas, derechos de autor, ferias internacionales, etc.) como a ventas (pedidos web, librerías o distribuidores).

Metros cuadrados

ejemplares

metros lineales

envíos anuales

Un aspecto muy destacado del almacén es el particular olor emanado por los libros que allí, sigilosamente, esperan ser leídos algún día; un olor embriagador que atrapa al visitante hasta el punto de sucumbir. Recorrer el almacén de la Editorial CSIC nos conecta con el pasado, no solo por el propio contenido de los libros, que también, sino por ese olor que acaba proyectándose en nuestro interior. Ese olor no es otro, en definitiva, que aquel con el que crecimos: el de la primera visita a la biblioteca, el del periódico que cuidadosamente leían nuestros padres un domingo cualquiera por ser el único día de la semana que podían permitirse disfrutar de una cuidada lectura o el que desprende la inmaculada sensación de abrir un libro nuevo.

Un aspecto destacado del almacén es el particular olor emanado por los libros que allí, sigilosamente, esperan ser leídos algún día

Presente y pasado, pues, se funden de manera enigmática en este lugar, una de las infraestructuras del CSIC más desconocidas pero que permite, gracias a la magnífica labor de sus trabajadores, llevar a cabo con éxito la compleja logística del proceso editorial de forma que el libro termine en manos del usuario final.

 

Personal de la Editorial CSIC

Texto: Virginia Carnero y Gonzalo Montero

Fotografías: Sandra Diez Urueña