« El CSIC está implicado en alcanzar la igualdad de género en todo el Organismo »

Francisca Puertas Maroto

Vicepresidenta de la Comisión de Mujeres  y Ciencia del CSIC

El Objetivo de Desarrollo Sostenible nº 5 de la Agenda 2030 tiene como misión lograr la igualdad de género y empoderar a todas las mujeres y las niñas. Es un objetivo específico y trasversal al resto  de los objetivos de la Agenda. La igualdad de género no solo es un derecho humano fundamental, sino que es esencial para construir un mundo más pacífico, próspero y sostenible.

Desde el 2002, la Comisión de Mujeres y Ciencia (CMyC) lleva trabajando junto con la Presidencia para alcanzar la igualdad de género en la investigación en el Consejo Superior de Investigaciones Científicas.  Desde entonces mucho se ha avanzado, pero como nos indican los datos y las estadísticas, queda aún mucho por hacer.

Es un órgano asesor de la Presidencia del CSIC que tiene como objetivo fundamental asesorarla en todos aquellos temas que tienen que ver con la carrera profesional de las mujeres científicas, desde su etapa predoctoral, pasando por la postdoctoral y su ingreso y promoción como funcionarias de carrera. Especial atención se hace a los sesgos inconscientes que todas y todos tenemos y que perjudican a las mujeres científicas. Por iniciativa de la Comisión se ha incorporado, en 2020, un vídeo sobre dichos sesgos a los tribunales de oposición a las escalas científicas.

BLOQUES DE ACTUACIÓN DE LA COMISIÓN DE MUJERES Y CIENCIA

  • Elaborar estadísticas desagregadas por sexo de la situación de las mujeres investigadoras del CSIC que permitan analizar su situación y hacer propuestas de actuación.
  • Potenciar la visibilidad y apoyar a las científicas de la institución,  poniendo en valor a las pioneras olvidadas.
  • Favorecer la inclusión y dimensión de género y sexo en la investigación en proyectos de I+D+I y otros trabajos de investigación.
  • Trabajar junto con la Comisión Delegada de Igualdad del CSIC en todas  aquellas actuaciones que conduzcan a alcanzar la igualdad en el Organismo.

La CMyC, en estos casi 19 años de existencia, ha dedicado mucho esfuerzo y trabajo a realizar un diagnóstico de la situación de las mujeres investigadoras del CSIC, y lo ha hecho básicamente a través de los informes anuales, con datos desagregados por sexo, que elabora  desde 2001. Estos informes son consultados y reconocidos a nivel nacional e internacional. También se hacen informes  de seguimiento de la composición de los tribunales y los resultados de las plazas de personal científico de acceso libre y promoción interna.

La conocida “gráfica de tijera” de la distribución del personal investigador del CSIC desagregado por sexo está evolucionando de manera preocupante a una “gráfica de pinza”; y este cambio se debe a la disminución de mujeres contratadas predoctorales. Esta situación está ligada a la bajada de estudiantes mujeres en las denominadas carreras STEM (Ciencia, Tecnología, Ingeniería y Matemáticas). Desde el CSIC y desde su CMyC se están intensificando actuaciones, algunas de ellas concentradas en el 11F (día Internacional de la Mujer y la Niña en la Ciencia) para mostrar a la sociedad y a las niñas la importancia de los estudios en carreras STEM y la necesidad que se tiene de la incorporación de las mujeres y su talento a las mismas y a su actividad profesional. Recientemente, el CSIC se ha adherido a la «Alianza STEAM por el talento femenino (“Niñas en pie de Ciencia”), promovida por el Ministerio de Educación y Formación Profesional, que está dirigida a fomentar las vocaciones STEAM (Ciencia, Tecnología, Ingeniería y Matemáticas en conexión con las Artes y Humanidades) entre las niñas y jóvenes a través de diferentes acciones y campañas de sensibilización en educación primaria y secundaria.

«El porcentaje de mujeres (en el CSIC) en la Escala de Profesores de Investigación se sitúa solo alrededor del 27%».

Además, está resultando muy difícil cerrar “la tijera o pinza”, porque pese a que el Índice de Techo de Cristal (ITC) del CSIC es de 1,35, valor por debajo al de otras instituciones nacionales y europeas, el porcentaje de mujeres en la Escala de Profesores de Investigación se sitúa solo alrededor del 27%. Este ITC se refiere a la dificultad que tienen las mujeres en su promoción en la carrera científica, un valor de 1 indicaría que no hay diferencia en esa promoción entre hombres y mujeres.

La CMyC mantiene su compromiso de incrementar la visibilidad de las científicas del CSIC a través de las biografías de sus pioneras, y proponiendo permanentemente candidaturas de mujeres investigadoras del  Organismo a premios científicos. En estos últimos años un número considerable de investigadoras seniors y jóvenes del CSIC han sido premiadas por diferentes instituciones y organismos públicos y privados, poniendo en valor la calidad de nuestras científicas y de sus logros.

La CMyC del CSIC considera que la inclusión del género y/o sexo en los contenidos de la investigación es necesaria en casi todos los campos del conocimiento científico, desde las humanidades a la medicina, pasando por las ciencias sociales y la ingeniería. La integración del análisis de sexo y género debe realizarse en todas las fases del ciclo de la investigación y la innovación. Esto implica la consideración de las características biológicas, sociales y culturales de mujeres y hombres como una variable a considerar en la investigación, y que esta inclusión se considere un valor añadido en términos de creatividad, excelencia y responsabilidad social, así como de retorno de las inversiones.

«La inclusión de la dimensión de género y/o sexo en la investigación permite conseguir resultados científicos de más calidad, más correctos y evitar efectos adversos…».

La inclusión de la dimensión de género y/o sexo en la investigación permite conseguir resultados científicos de más calidad, más correctos y evitar efectos adversos, como ha demostrado el Programa Gendered Innovations que lleva a cabo la Comisión Europea en colaboración con la Universidad de Standford y con la National Science Fundation de Estados Unidos. Es por ello por lo que los proyectos y contratos de investigación deberán considerar, cuando sea pertinente, dimensiones de género y/o sexo, tanto en el planteamiento como en el desarrollo y en los resultados finales del mismo. Estas consideraciones se están implementando ya a nivel nacional (en la Agencia Estatal de Investigación) como a nivel europeo (Programa Horizonte Europa). La CMyC lleva años trabajando en este aspecto fundamental de la investigación elaborando documentos propios que pueden ser consultados aquí.

Así mismo, la CMyC mantiene una colaboración constante con la Comisión Delegada de Igualdad (CdI) del CSIC para conseguir la igualdad plena en todo el Organismo. Durante este tiempo de trabajo conjunto se han elaborado, hecho seguimiento y evaluado los dos primeros Planes de Igualdad del CSIC (en estos momentos se está preparando el III Plan de Igualdad). También se ha trabajado en la inclusión de un lenguaje no sexista en todas las actividades del CSIC y en la creación de un Distintivo de Igualdad a los Centros e Institutos, que está ya en su tercera edición. Además se ha colaborado en la preparación de un Protocolo de prevención e intervención frente al acoso sexual y al acoso por razón de sexo, así como en la encuesta que se hizo a todo el personal del Organismo en el 2019.

El CSIC está implicado en alcanzar la igualdad de género en todo el Organismo a través del trabajo y actividades de estas dos comisiones, manteniendo una comunicación permanente con la Unidad de Mujeres y Ciencia y la Unidad de Igualdad del Ministerio de Ciencia e Innovación, y participando en las comisiones del Observatorio Mujeres, Ciencia e Innovación.

Francisca Puertas Maroto

Vicepresidenta Ejecutiva de la Comisión de Mujeres y Ciencia

Profesora de Investigación. Instituto de Ciencias de la Construcción Eduardo Torroja (IETCC)

FOTOGRAFÍAS: Vinca María Page Llandres