La ciencia hoy en día solo podemos entenderla desde una perspectiva transdisciplinar y transectorial. La plataforma Salud Global del CSIC es una plataforma multidisciplinar que se constituyó para enfrentar la pandemia COVID-19 desde todos sus ángulos, basándose en la estructura previa de las Plataformas Temáticas Interdisciplinares (PTIs) impulsada desde el CSIC para enfrentar retos con carácter de misión. La rápida implementación de la PTI Salud Global en su estructura, en la que participan 300 grupos de investigación, y la puesta en marcha de más de 100 proyectos en estos meses, ha permitido abarcar de forma coordinada múltiples aspectos, desde la prevención, el conocimiento de la enfermedad y cómo nos defendemos frente al virus, al diagnóstico y la contención, el desarrollo de vacunas y de tratamientos, y también el impacto de la pandemia en la economía y en la sociedad, y por supuesto, la comunicación. Además, cuatro temáticas transversales han contribuido a poner en valor estas acciones: Innovación, Fuentes de Información, Datos y Aplicaciones de Inteligencia Artificial y la Coordinación Autonómica.

A pesar del alto grado de incertidumbre de una pandemia de tales dimensiones causada por un virus que todavía no conocemos bien, nuestros investigadores han afrontado con gran compromiso este reto tan complicado, ha sido un desafío compartido con la sociedad en un despliegue de colaboraciones, innovación y conocimiento. 

El objetivo fundamental desde que comenzó la pandemia es disponer de una vacuna eficaz contra el SARS-CoV-2, capaz de controlar la infección en toda la población, y que sea segura. Los tres proyectos a candidato vacunal que se desarrollan en el CSIC se basan en aproximaciones distintas: el desarrollo de replicones atenuados del virus, que no tienen la capacidad de propagarse, constituye la aproximación más compleja, a la que se unen los desarrollos de una vacuna sintética de DNA, con todas las señales que permitan reproducir la maquinaria viral y el reconocimiento por el sistema inmune, así como el fundado en un vector viral de RNA basado en una modificación del virus Vaccinia al que se han insertado las proteínas de la superficie del virus con relevancia en protección, en concreto la proteína S.

Durante estos meses se ha promovido la interacción con la clínica y la industria.

Los tres proyectos avanzan desde nuestros laboratorios de investigación de forma muy prometedora para llegar a la fase clínica. Junto al avance de este gran reto, los productos que se han desarrollado hasta ahora se centran fundamentalmente en el campo del diagnóstico, donde destaca el desarrollo de las mascarillas FFP2, incluyendo mascarillas biodegradables y nuevos formatos transparentes, el protocolo de detección de SARS-CoV-2 en aguas residuales como detección temprana y la puesta en el mercado de un test ELISA de anticuerpos. La identificación de antivirales y tratamientos de la enfermedad ha permitido, además, crear una plataforma interna de cribado de nuevos compuestos que incluye una quimioteca centralizada y que podrá ser la base de una plataforma estable de descubrimiento de fármacos en el CSIC para futuros retos. Durante estos meses se ha promovido continuamente la interacción con la clínica y la industria, favoreciendo la integración de todos los agentes implicados en alianzas y acciones coordinadas que promuevan el desarrollo de estos nuevos productos.

Junto con la publicación de artículos científicos, nos basamos en la publicación de informes científicos y también en la generación de productos y elaboración de procedimientos. Entre los principales informes realizados destacan el informe de la transmisión del SARS-CoV-2 en playas y piscinas, los informes sobre la propagación de virus por vía aérea y por

Se ha promovido la interacción con la clínica y la industria, favoreciendo la integración de los agentes implicados.

aerosoles y las medidas preventivas para mitigar la transmisión, y el efecto de las medidas de restricción en la movilidad y el uso de teléfonos móviles. En el área de enfermedad, ha sido muy relevante el estudio sobre las variantes del virus que han circulado desde el inicio de la pandemia y en la segunda ola, es fundamental esta vigilancia genómica para saber qué está ocurriendo, así como el trabajo sobre las características genéticas de los pacientes, donde hemos contribuido también para identificar factores de susceptibilidad. En la temática de impacto social, el informe de las residencias de ancianos ha permitido conocer las dificultades y el aprendizaje en los centros residenciales y las medidas para seguir garantizando la atención a nuestros mayores frente a la enfermedad. En la vertiente de comunicación se han publicado resúmenes actualizados en cada una de las temáticas de trabajo a través de una Newsletter semanal sobre la actualidad científica internacional, y se ha establecido una interacción directa con la sociedad a través de un ciclo de webinars, ‘El CSIC da respuestas’, para responder a las preguntas e inquietudes del público general.

El conocimiento generado junto al avance de las investigaciones de los proyectos que se desarrollan en la PTI Salud Global y la necesidad de comunicar a la sociedad en particular en educación, ha promovido la puesta en marcha en colaboración con la UIMP, de la primera edición del Máster ‘Pandemias, salud global y COVID19’.

‘El CSIC da respuestas’ responde a las preguntas e inquietudes del público general.

Por último, hasta que hayamos acabado con esta crisis sanitaria y para afrontar sus consecuencias, necesitamos comprender el efecto que la pandemia está teniendo y va a tener en la sociedad, en nuestros mayores, en nuestros jóvenes, en nuestras estructuras y relaciones sociales, y necesitamos analizar las bases que queremos para nuestra sociedad ahora y en el horizonte, este es ahora nuestro gran reto. Esperamos que esta iniciativa coordinada de grupos del CSIC colaborando con otros investigadores pueda consolidarse en el futuro con una visión ambiciosa que nos permita adelantarnos a otros desafíos, nuevas enfermedades infecciosas y resistencia a antibióticos y emergencias causadas por enfermedades trasmitidas por insectos derivadas del cambio global, entre otros. Favorecer un sistema tan complejo como el de la ciencia, como lo está haciendo esta plataforma, supone además un modelo de impulso a la investigación en otras disciplinas a través de iniciativas estratégicas que potencien nuestras capacidades y recursos.

Toda la información sobre la plataforma Salud Global está disponible en la página web

Victoria Moreno Arribas