Las colecciones del Museo Nacional de Ciencias Naturales: investigación y patrimonio, de Ignacio Doadrio, Rafael Araujo y Javier I. Sánchez Almazán (eds.)

Madrid, Consejo Superior de Investigaciones Científicas, 2019

ISBN: 978-84-00-10590-7

558 pp. 67,31 €

Fruto de la Ilustración, el Museo Nacional de Ciencias Naturales se funda en 1771, por orden de Carlos III, y se inaugura al público con gran éxito en 1776. Su finalidad fue mostrar objetos y animales curiosos y raros, muchos de los cuales solo se conocían por referencias en relatos de viajeros, militares y comerciantes. Sus fondos estaban compuestos, en su mayor parte, por las fabulosas colecciones que el rey adquirió al comerciante Pedro Franco Dávila, todavía conservadas hoy, a pesar de los avatares históricos. Es probablemente el museo de historia natural más antiguo de los existentes, con casi 250 años de historia, donde se pueden admirar más de 10 millones de piezas de gran valor patrimonial, artístico y científico, así como unas 350.000 especies animales. Algunas de ellas se exhiben en el propio Museo y el resto en otros muchos museos e instituciones de toda España. En la actualidad las colecciones tienen su razón de ser, ante todo, por su interés científico, revitalizado por las nuevas técnicas de estudio y por la crisis de biodiversidad en el Antropoceno. A través de las colecciones se puede determinar cómo influyen las actividades humanas en la aparición de enfermedades y parásitos, o la adaptación y supervivencia de poblaciones y especies.

Las colecciones del Museo están activamente integradas en redes europeas y ofrecen a los investigadores la oportunidad de manejar datos a gran escala sobre áreas de gran diversidad. La creación de nuevas colecciones, como las de sonidos, imágenes o tejidos y ADN, ha abierto nuevos campos para el estudio y asegura el desarrollo de la investigación futura en las ciencias naturales. El lector tiene así la oportunidad, a través de estas páginas, de recorrer el rico patrimonio que proporcionan las piezas custodiadas en las colecciones de Historia Natural del MNCN, descubrir su interés científico actual y las perspectivas de futuro en un mundo tecnológico que necesitará datos de toda índole para completar el saber humano.

Ictionimia andaluza: nombres vernáculos de especies pesqueras del «mar de Andalucía», de Alberto Manuel Arias García y Mercedes de la Torre García

Madrid, Consejo Superior de Investigaciones Científicas; Universidad Pablo de Olavide; Universidad de Sevilla; Universidad de Almería; Universidad de Cádiz; Universidad de Málaga; Universidad de Granada, 2019

ISBN: 978-84-00-10540-2

979 pp. 57,69 €

El objetivo de esta obra es contribuir a la recuperación y conservación del vocabulario patrimonial ictionímico de Andalucía. El trabajo recopila de fuentes directas los nombres vernáculos utilizados hoy en día en el sector pesquero profesional de las costas andaluzas, analiza el corpus lingüístico obtenido y clarifica las confusiones existentes en la asignación de ictiónimos al binomio nombre científico de la especie – imagen de la especie.

El silencio de Salomé: ensayos coreográficos sobre lo dionisíaco en la modernidad, de Victoria Mateos de Manuel

Madrid; México, Consejo Superior de Investigaciones Científicas; Plaza y Valdés, 2019

Colección: Theoria cum praxi. Studia/monografías

ISBN: 978-84-00-10582-2

433 pp. 21,15 €

Friedrich Nietzsche consolidó a finales del siglo XIX una tradición de sentido sobre la danza, en la cual la filosofía, ilusionada, contempló una expresión dionisíaca de liberación y éxtasis y, asimismo, una esperanza de revitalización del ejercicio del pensamiento capaz de superar la burocratización académica del saber. No obstante, la historia de la cultura del fin de siglo nos muestra que el sueño nietzscheano no fue más que un temible vuelo de Ícaro que acabó por materializarse no solo en melancólica decepción sino, además, en siniestra caída. Lejos de lo revolucionario, apetecible y orgiástico, el levantamiento dionisíaco derivó en pesadilla totalitaria. Este estudio es una narración de crítica cultural sobre el auge y declive del dionisismo en el fin de siglo, cuyo cuerpo textual recorre cinco espacios de emergencia estética y política en los que la danza fue síntoma de las retóricas comunitarias: desde el anhelo de emancipación femenina a través del auge del mito de la bailarina oriental a finales del siglo XIX, hasta la militarización y estandarización de la sociedad con arreglo a las coreografías de masas en el primer tercio del siglo XX.